sábado, 7 de agosto de 2010

10 pasos para la lactancia materna eficaz

FIN DE LA SEMANA MUNDIAL DE LA LACTANCIA MATERNA

Hoy termina la Semana Mundial de la Lactancia Materna (01-07 de Agosto)
Estos pasos que les agrego, me gustaron. Sè que es responsabilidad de cada mujer, amamantar o NO amamantar, sin embargo si creo que aparte de la ignorancia en cuanto al tema, tambien influye mucho, quienes te rodean, sobretodo cuando eres mama primeriza, que todo mundo habla, opina, dirije, sobretodo en los hospitales que muchas veces desde ahi radica la ignorancia, estaria magnifico que estos pasos los aplicaran las enfermeras y los doctores; que fuera una politica de los hospitales pues. Muchas veces en los mismos hospitales publico, o clinicas privadas les dan las mamilas a los bebes (fue mi caso, aunque inteligetemente mi bebe despues de unos dias, prefirio solo el pecho) sin siquiera preguntar. Pienso serian de mucha utilidad estos paso, aqui se los dejo:


Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/Semana_mundial_de_la_lactancia_materna

10 pasos para la lactancia materna eficaz

1. Disponer de una política por escrito relativa a la lactancia materna que sistemáticamente se ponga en conocimiento de todo el personal de atención de la salud.
2. Capacitar a todo el personal de salud de forma que esté en condiciones de poner en práctica esa política.
3. Informar a todas las embarazadas de los beneficios que ofrece la lactancia materna y la forma de ponerla en práctica.
4. Ayudar a las madres a iniciar la lactancia durante la media hora siguiente al alumbramiento.
5. Mostrar a las madres cómo se debe dar de mamar al niño y cómo mantener la lactancia incluso si han de separarse de sus hijos.
6. No dar a los recién nacidos más que la leche materna, sin ningún otro alimento o bebida, a no ser que estén médicamente indicados.
7. Facilitar la cohabitación de las madres y los lactantes durante las 24 horas del día.
8. Fomentar la lactancia materna a libre demanda.
9. No dar a los niños alimentados al pecho chupadores o chupetes artificiales.
10. Fomentar el establecimiento de grupos de apoyo a la lactancia materna y procurar que las madres se pongan en contacto con ellos a su salida del hospital o clínica

martes, 10 de marzo de 2009

FULARES

Tu bebe ha estado durante todo el proceso de gestación dentro del útero, en el cual ha estado muy protegido dentro de un ambiente calido, bastante agradable para él, la posición fetal lo hace sentir seguro en conjunto con los sonidos naturales que el escucha durante nueve meses, principalmente el sonido de los latidos del corazón de la madre.
El nacimiento, para el bebe es un golpe fuerte, ya que sale de ese lugar donde permanecía calido y seguro, por lo que es lógico que el bebe se sienta inseguro, por el cambio de clima, los nuevos sonidos, y sobre todos por los movimientos involuntarios de sus extremidades.
Todo esto hace sentir al bebe inseguro, por lo que se acostumbra envolverlos en sabanitas que regulen su temperatura y se les lleva a la madre, ella se lo lleva hasta su pecho y de esta manera el bebe escucha nuevamente el latido del corazón y el ritmo de respiración de la madre, lo cual lo reconforta y reduce el sentimiento de inseguridad, además esto es favorable para ambos ya que la madre al ver a su bebe se llena de satisfacción y gozo.

Los fulares o rebozos B-besitos, más que ser un simple porta bebe, es una herramienta que fortalece esta relación del bebe con la madre, ya que de esta manera el bebe se siente seguro con su madre, ya que va cerca de su pecho y envueltito con la tela lo cual lo mantiene en un ambiente agradable, parecido al del útero, ya que escucha los latidos del corazón y el ritmo respiratorio de su madre, de esta manera el niño crecerá seguro y feliz.

Los Rebozos

Dentro de la contemporaneidad nos podemos dar cuenta, que existen cosas que podemos utilizar de nuestros antepasados, y es que desde tiempos atávicos las mujeres han cargado con sus hijos utilizando trazos de tela que facilitaban sus actividades.

Esto es un punto muy importante, ya que basándonos en el ritmo de vida actual, es muy importante tener cosas que nos sean útiles y a la vez que tengan practicidad al utilizarlos; de esta manera podemos ejemplificar con el caso de las mujeres indígenas coloquialmente llamadas en algunos lugares “Marías”, las antes mencionadas cargan a sus bebes en trazos de tela fabricadas por ellas mismas, y lo pueden hacer en diferentes posiciones; a la cadera, en la espalda o enfrente y acomodan al bebe ya sea acostado o parado; y como punto a destacar aremos referencia de lo mejor de esto, ellas quedan con las manos totalmente libres para poder realizar sus actividades de trabajo o del hogar.

En la actualidad ha estos trazos de tela se le llama rebozo o fular y han sido mejorados para poder cargar a tu bebe en muchas posiciones más que las antes mencionadas, esta técnica basada en los métodos antiguos, consiste en envolver al bebe en la tela y colocarlo según la posición a utilizar. Es importante mencionar que el bebe se mantendrá calido en tiempos de frió y fresco en tiempos de calor.

¿Qué es un fular?
Un fular es un tramo de tela que oscila entre los 45 y 60 centímetros de ancho y de largo tiene una longitud que va de los 2.5 hasta 5 metros de largo, esto dependiendo del fabricante, lo que si hay que recalcar, es que, entre más largo sea el fular tienes la ventaja de realizar más amarres.
La practicidad del fular nos permite acomodar al bebe en diferentes posiciones que son adecuadas para tu bebe dependiendo en la etapa en que este, para un recién nacido es suficiente en volverlos sobre una sola capa de tela, mientras que en niños más grandes se puede reforzar con tres capas de tela.

De esta manera podemos decir, que un fular, es una herramienta útil y practica para nuestros tiempos, que nos permite cargar a nuestro bebe con mayor facilidad y comodidad, manteniendo siempre una postura natural del bebe y al mismo tiempo disminuye la fatiga del portador, ya que el peso del bebe es distribuido por toda la espalda.

Razones para escoger un FULAR como porta bebé

* En tus brazos tu bebe se siente más seguro, ya que escucha los latidos de tu corazón, tu ritmo respiratorio, tu voz al hablar, además siente tu olor lo cual le genera confianza y seguridad.
* De esta manera tu bebe se desarrollara en un ambiente seguro, y estar siempre juntos fortaleza la relación madre-bebe lo que los are sentir bien a ambos.
* Este tipo de porta bebes son ideales y te permiten cargar a tu bebe por tiempos más prolongados, ya que el peso del bebe se distribuye por toda la espalda, hombros y caderas.
* Además el bebe esta en una posición adecuada que permite el desarrollo de los huesos de la columna ya que no ejerce ninguna presión sobre ella, y en comparación con los canguros convencionales, estos porta bebes no ejercen ningún tipo de presión sobre los genitales de los bebes.
*Aprender los nudos no es cosa complicada, con un poco de paciencia y practica lograras hacer los mas de 20 nudos que te servirán para portar a tu bebe en diferentes posiciones, y con esto mejoraras la imagen materna y paterna, ya que tanto el hombre como la mujer lo pueden utilizar.
*Al llevar a tu bebe en los fulares B-besitos, notaras que tu bebe se muestra mucho mas tranquilo y seguro, en todos los sentidos, ya que los beneficios son para el y para ti como portador.
* Una de las cosas que te ofrecen los fulares, es la libertad de tus manos, y con ello los obstáculos dejan de existir ya que puedes hacer tus actividades sin problemas, o bien puedes salir a disfrutar de un buen paseo sin que te preocupes de que tienes que ir cargando a tu bebe en los brazos y tienes que subir escaleras o al transporte publico entro otros tantos obstáculos que se pueden presentar.
* El llevar al bebe siempre cerca permite superar a las madres con facilidad la depresión que muchas viven en el postparto, sin dudarlo los fulares tienen muchas ventajas y beneficios para tu bebe y para ti también.
Al tener los brazos y las manos libres tu puedes…
* Cargar a tu bebe y consolarlo mientras haces los quehaceres del hogar, cocinas o bien puedes bailar mientras que ayudas a tu bebe generándole un ambiente que lo estimula mientras el se va adaptando a su nuevo entorno.
* Puedes amamantarlo sin manos y sobre todo lo puedes hacer discretamente ya que el mismo fular los tapa, lo que hace que ese momento siga siendo íntimo, mientras tú caminas por el parque o los pasillos del supermercado.
* Puedes caminar sin problemas, hacer tus mandados, salir de compras o de paseo mientras tú bebe disfruta de su siesta.
* Puedes convivir con tus hijos más grandes sin problemas por que tú bebe esta completamente asegurado a llevarlo en un fular.
* Puedes caminar por donde sea ya que no tienes que librar los molestos obstáculos que se presentarían si llevaras a tu bebe solo en los brazos, como escaleras, banquetas, hoyos, accesos, terrenos escabrosos, o simplemente caminar entre la gente.
* Además evitas los daños en tu espalda ya que el peso del bebe se distribuye completamente, lo que hace que el peso sea menos.
Al estar cerca de ti…
* Tu bebe escucha los latidos de tu corazón lo cual fortalece su sistema nervioso al igual que los movimientos que realizas al caminar, ya que el los siente de manera parecida como cuando estaba dentro de la madre.
* Tu bebe no sufre el cambio de manera drástica, ya que continua escuchando ciertos sonido tal y como los escuchaba mientras estaba dentro del vientre materno.
* Y llevarlo en posición vertical, lo ayudas a que tenga una mejor digestión, por lo que el bebe tiene menos reflujo, menos gases y menos cólicos.
* Los recién nacidos, por medio de tu ritmo respiratorio el bebe aprende un patrón de respiración adecuado y mucho mas rápido, hay que recalcar que ellos no tienen un ritmo respiratorio suficientemente maduro.
* Ayuda a los prematuros a sentir bienestar al escuchar los latidos de tu corazón, tú ritmo respiratorio y sentir tu calor. Lo que hace que se adapten más fácilmente a su nueva vida.
* La conexión es mas estrecha entre la madre y padre con el bebe, ya que permanecen cerca.
* El bebe puede pedir ser amamantado a la libre demanda ya que permanece más cerca de su madre y con el fular y la lactancia es mucho más fácil para la madre ya que lo puede hacer de manera discreta mientras realiza diversas actividades.
* No presenta ningún riesgo para el bebe ya que no necesita de anillas, cinturones, botones u otro accesorio que pueda ocasionarle algún daño al bebe.
* Tú bebe en el fular pasa más tiempo tranquilo, pero en un estado de alerta lo cual facilita su aprendizaje mientras estimula y desarrolla su cerebro. Además el bebe puede observar todo en el mismo ángulo que un adulto, lo cual puede observar a la cara a las demás personas y no sus rodillas, y puede prestar atención a una platica que puedas entablar lo que estimula de igual manera su desarrollo cerebral.
* Le ofreces a tu bebe una mejor estimulación de todos sus sentidos, además el bebe esta más a tu alcance para poderle acariciar o besar sin ningún esfuerzo de agacharse.
* El bebe permanece en una buena posición cuando es cargado de ranita, lo cual favorece y permite el buen crecimiento de los huesos de la cadera.
Posición “ranita”
http://www.redcanguro.org/2008/08/25/posicion-ranita-en-portabebes/

Se usa habitualmente este término para referirnos a la postura que adopta el bebé en este tipo de portabebés.

A muchas personas les sorprende ver a los bebés con las piernas “tan abiertas”…de hecho una de las preguntas frecuentes a los padres que llevamos a nuestros hijos en estos portabebés es: “¿no le haces daño en sus huesos o articulaciones al llevar sus piernas tan abiertas?” o “¿no va “espatarrado”?
En los Talleres de Portabebés suelen mostrar como ejemplo de lo sano que es llevar al bebé en esta postura; imágenes de los distintos “arneses” o aparatos que les colocan a bebés con displasia de cadera. Todos hemos visto algún bebé con este tipo de aparatos y sabemos que incluso duermen con ellos… sólo se les quita para bañarles.

¿Por qué?


Porque cuando mantenemos al bebé en la postura “ranita” (sea con un arnés o colocado con un fular ) estamos asegurando que la cabeza del fémur quede completamente encajada en el acetábulo (hueco de la articulación) de la cadera. Incluso cuando ésta es algo plana, con esta posición aseguramos un correcto desarrollo de la articulación.

Porque el fular y no un canguro tradicional…
http://www.redcanguro.org/2008/09/07/comparacion-entre-mochilas-convencionales-y-portabebes-ergonomicos/

Actualmente muchas conocidas marcas de puericultura ofrecen al público portabebés, como mochilas “de nueva generación. Las principales diferencias entre éstos y los fulares, son las posturas adoptadas por el bebé o niño en ellos. Si nos fijamos en un bebé que vaya en alguna de estas mochilas comerciales, podremos constatar que la postura de la cadera no es correcta. Habitualmente observamos que las piernas del niño van estiradas con respecto al resto del cuerpo, no dobladas estilo “ranita” (postura que favorece el desarrollo de la articulación de las caderas). Al llevar las piernitas estiradas, el peso del bebé recae sobre la zona genital en vez de sobre sus nalguitas, y la espalda adquiere una postura no fisiológica.


La postura “en ranita” consiste en llevar al bebé o niño con las piernas abiertas alrededor de 45º con respecto al eje corporal (90º de apertura total entre las piernas), y las caderas flexionadas de manera que las rodillas queden a una altura ligeramente superior que las nalgas. Esto garantiza que la cabeza del fémur quede perfectamente encajada dentro del acetábulo de la cadera y es la posición fisiológica, la postura óptima de porteo, que previene problemas posteriores de esta articulación. Esta técnica de porteo incluso ayuda a solucionar los casos de displasia leves.


Una buena manera de saber si un bebe está bien colocado, es que (o en un buen portabebe) los pies se ven del otro lado, en posición central se ven por detrás y en la espalda se ven por delante.

Además de esto, en las fotografías promocionales de este tipo de mochilas más comerciales suele aparecer el niño mirando hacia delante. Esta postura está totalmente contraindicada. Los motivos son que obliga a curvar la espalda del bebé en sentido contrario al fisiológico y que lo deja expuesto a infinidad de estímulos directos, sin posibilidad de refugio, ya que no puede girarse. Además ocasiona incomodidad para el portador, ya que el bebé tiende por la forma de su columna a separar su cuerpo de quien lo lleva lo que desplaza el eje de gravedad de este último, obligándole a modificar su postura correcta con las consiguientes molestias de hombros y espalda y sobrecarga del suelo pélvico.

Las únicas “ventajas” que encontramos a este tipo de portabebés más convencionales es la facilidad para encontrarlos en cualquier tienda de puericultura. Las casas dedicadas a los productos para niños han buscado responder a una demanda de mercado, pero en nuestra opinión sin centrarse mucho en los aspectos más importantes (ergonomía para el bebé y quien lo lleva). Por otro lado, estas mochilas generalmente pueden ser usadas poco tiempo, ya que enseguida se hacen incómodas para el portador. En resumen, podría decirse que, a pesar de presentar modernos y atractivos diseños, aún les faltan muchos aspectos por mejorar, que los portabebés tradicionales ya traían “de serie”.















PAÑALES DE TELA

El mundo hoy en día se encuentra en un estado crítico, lleno de contaminación en todos los sectores, y por diferentes causas, y sinceramente nosotras como mamas, hemos sido parte de estas causas, con el uso de “pañales desechables”, ya que vivimos en un mundo de “usar y tirar” y todo por “comodidad”. Sin embargo también podemos ser parte de la solución, fomentando el uso de los pañales de tela que actualmente se han renovado, y no tienen nada que ver con los que usaban nuestras madres o abuela; por lo tanto ya no hay pretexto para usarlos.


Puedo mencionarles muchas razones, para empezar a usar estos pañales:

UNA RAZÓN DE SUAVIDAD
La gran mayoría de pañales desechables están hechos de ingredientes sintéticos como plástico, con un núcleo de gel químico superabsorbente que contiene sodium poliacrylate, un tipo de polímero absorbente que se convierte en gel una vez se humedece. Este gel va a permanecer lo más cerca posible de tu bebé, cuando se haga pis.
Con los pañales de tela, puedes asegurarte de tener un novedoso tejido “siempreseco” que mantienen la humedad alejada de la piel de tu Bebé, permitiendo una perfecta transpiración de su piel, previniendo de esta forma la dermatitis del pañal.




UNA RAZÓN DE ECONOMIA
El precio de los pañales de tela puede asustarnos un poco, pero hay que analizar algo básico: NO SE TIRAN, es una prenda de ropa, y como tal, cuesta. Podemos usarlos unos meses y hasta varios años, ya que podemos utilizarlos con nuevas generaciones. Pongamos por ejemplo el caso de los pañales desechables que utilizara un niño hasta los 2 años y medio (edad promedio en que dejan de usar pañal), si en un día usa alrededor de 7 pañales, en una semana aproximadamente 50, en un mes 200, en un año 2400, y en dos años y medio ¡¡¡6000 pañales!!! Saca tu calculadora y hagamos cuentas, si compramos de los pañales más económicos (DryKids) un paquete de 40 pañales cuesta $78.00, entonces cada pañal sale en $1.95 multiplicado por los 6000 pañales que usara en los 2 años y medio es $11,7000.00, ahora que si compramos de los más costosos (Huggies Supreme) un paquete de 20 pañales cuesta $71.00, cada pañal $3.55 en los 6000 pañales que utilizara serán ¡¡¡$21,300.00!!!
En cambio, puedes ahorrarte todo ese dinero, si te decides a usar pañales de tela, sin embargo, te haz de estar preguntando ahora ¿Cuántos necesitas? Eso dependerá de tu frecuencia de lavado, pero si lavas diariamente, 12 pañales como mínimo son suficientes, el costo de cada pañal unitalla cuesta alrededor de $150.00 a $200.00 c/u, por los 12 pañales que necesitarías, los cuales puedes utilizar los 2 años y medio, ¡¡¡son $1800.00!!! Es decir, $19,500.00 menos que con los pañales desechables.



UNA RAZÓN DE ECOLOGÍA
Para que se den una idea de cuántos pañales usa un bebé durante 2 o 3 años, según se calcula son alrededor de 2,700 kilogramos de pañales…

Según un estudio realizado por la empresa Kimberly Clark, en México se consumen cerca de 360 millones de pañales desechables por bimestre, ¿se imaginan? Una cifra bastante alarmante, y aun más pensar en que tardan en degradarse hasta ¡¡¡300 años!!!

Ya hicimos la cuenta anteriormente; un bebé utilizará desde que nazca hasta que deje de usar pañales, aproximadamente 2 años y medio, unos 6000 pañales desechables (estimando una media de 6-7 pañales diarios). Mientras que un bebé que utilice pañales de tela reutilizará 12-25 pañales como máximo, que podrán ser utilizados posteriormente por otros bebés o incluso revenderse.

UNA RAZÓN DE SALUD
Muchas personas piensan que el pañal desechable es más saludable porque absorbe más. Lo que realmente produce irritaciones, es la mezcla orina-heces sin cambiar. Así que, uses desechables o pañales de tela, procura cambiar regularmente a tu bebé el pañal, lo que necesita la zona genital es estar en contacto con el aire el mayor tiempo posible. Por ello, los pañales de tela pueden convertirse un aliado perfecto, ya que sus tejidos permiten la mejor transpiración de esta parte del cuerpo. Un pañal desechable está compuesto en diferentes proporciones de pulpa de celulosa, polietileno (y otros plásticos) y un componente químico superabsorbente, el poliacrilato sódico que absorbe la orina y la convierte en un gel que permanece el contacto con tu bebe.

UNA RAZÓN DE FACILIDAD
Al oir "pañales de tela" muchas personas sólo recuerdan los pañales de gasa que había que hervir, blanquear, sujetar con imperdibles. Si bien este sistema se siguen utilizando de manera eficaz, los modernos pañales de tela son realmente fáciles de usar, se quitan y ponen como un desechable, ya que la mayoría tienen cierres tipo velcro o broches de presión, se tiran los resíduos sólidos al WC y la mejor noticia para nosotras las mamas es que se pueden lavar y secar en lavadora.

UNA RAZÓN DE MODA
Además de todas las cualidades de los pañales de tela, tienen divertidos diseños y estampados, que hacen del cambio de pañal un momento muy divertido y que puedes combinar con su ropa.